American School of Valencia nos recuerda los beneficios de la lectura diaria en edad escolar

[19-05-2020]

Las salidas diarias para pasear y jugar están aliviando la cuarentena social pero, desafortunadamente, aún falta tiempo para que los niños vuelvan a las aulas y a las actividades extraescolares que antes llenaban la rutina semanal. Así que, ¿qué tal si reforzamos la lectura entre los más pequeños de la casa? Tal y como explican desde American School of Valencia, “la lectura diaria es la base del aprendizaje de cualquier idioma y este tiempo de confinamiento es una buena oportunidad para ponerse al día”.

Lo cuenta la doctora Ann Kox, educadora y principal del ciclo de preescolar y primaria en este colegio internacional. “Hay un estudio reciente sobre el impacto positivo de la lectura en voz alta que estima que, un niño de cinco años que ha ‘escuchado’ un total de cinco libros al día ha estado expuesto a 1.4 millones de palabras”. Esta investigación fue presentada por una profesora de la Ohio State University en el año 2019 y, en esencia, pretende estimar el vocabulario adicional (aquel que no aparece fácilmente en el uso diario de la lengua) que los niños pueden ganar a través de los libros habituales para cada edad.

“La cifra no es lo más relevante”, precisa la doctora Kox, “lo importante es que este trabajo hace una aproximación cuantitativa al impacto de la lectura compartida entre padres e hijos hasta los cinco años y apunta a que este hábito puede explicar un mayor progreso en las habilidades de lectura y uso de la lengua a partir de esa edad”. 

 

Aprovechemos la biblioteca familiar o los recursos en la red

La suspensión de las clases y el paso a un aprendizaje a distancia no ha impedido a American School of Valencia mantener el acento en los talleres Reading Workshop y Writing Workshop que fundamentan la enseñanza en los cursos de Kinder y 1º a 5º grado. Muchas de las actividades programadas durante este período animan a la lectura y posterior puesta en común en aplicaciones como FlipGrid o Jamboard; en otras ocasiones se hacen lecturas en directo en Google Meets a las que los niños asisten con la emoción de un espectáculo en vivo. En cursos superiores se siguen reading clubs con novelas que los niños ya tenían entre los materiales recibidos a principio de curso.

Al margen del trabajo escolar, hay otras formas de reforzar el placer de leer: “Animamos a las familias a aprovechar las bibliotecas que ha ido formando en casa”, explica Miriam Blasco, responsable de la Junior Library del ASV, “o a acudir a los recursos que algunas editoriales están ofreciendo en la red”. Ofrece como ejemplo la editorial Scholastic y su portal Learn At Home, un lugar donde hay libros digitales y juegos relacionados que abarcan todas las materias del currículum -desde literacy hasta ciencias sociales- y cubre un total de veinte días de actividad.

 

 
subir

PEQUEÑOS HÉROES · Calle Roger de Lauria, 3 - 1º- D 46002 Valencia · Tel.: 963 941 379