Los farmacéuticos valencianos nos aconsejan cómo proteger la piel y la vista del sol

[16-07-2020]

El Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) ha lanzado una serie de recomendaciones basadas en la atención e indicación farmacéuticas sobre posibles problemas de salud derivados de las actividades típicas del verano. El sol y el agua de la piscina son agentes que pueden perjudicar nuestra salud si no se toman medidas, por lo que es recomendable acercarse a la farmacia en busca de prevención.
 
Uno de los factores que más daños puede causarnos es la exposición al sol sin la protección adecuada. Para evitar los efectos nocivos del sol en nuestra piel, se recomienda el uso de fotoprotectores. La vocal de Dermofarmacia del MICOF, Mª Luisa Bertomeu, ha señalado que según el fototipo de piel “usaremos un Factor de Protección Solar (FPS) u otro, que indica el número de veces que el fotoprotector incrementa la defensa natural de la piel frente al enrojecimiento o eritema”.
 
La aplicación del fotoprotector produce un efecto pantalla en la piel y reduce el riesgo a dañar la salud, pero no sirve para prolongar el tiempo de exposición al sol. Por ello, “se debe aplicar 30 minutos antes de exponerse al sol, y reaplicar cada dos horas o después del baño en caso de no ser resistente al agua”, ha indicado Bertomeu. Su elección dependerá “del fototipo, edad y circunstancias de exposición y siempre deberán cubrirse las zonas del cuerpo más sensibles: cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines”, ha recordado. Además, se deben evitar las horas de mayor exposición (12h a 16h) cuando el Índice UV es mayor.
 
Existe una gran variedad de fotoprotectores que varían en su composición, embalaje y especificaciones como resistencia al agua, potenciadores del bronceado y reparadores. Por ello, los farmacéuticos, como profesionales sanitarios expertos en la fotoprotección, pueden indicar el fotoprotector idóneo para cada usuario.
 
“A los fotoprotectores se les pueden añadir complementos dietéticos como los nutricosméticos, que contienen activos antioxidantes y protegen del daño oxidativo de las radiaciones solares, por lo que reducen y reparan el daño de la piel, siempre recordando que es importante consultar con el farmacéutico si es conveniente tomarlos o no según el caso”, ha añadido Mª Luisa Bertomeu.
 
En cuanto a los posibles efectos que puede producir el uso de gel hidroalcohólico ante la exposición solar que circulan por redes y por el boca a boca, la experta recuerda que es “poco probable” que se produzcan quemaduras en la piel debido al uso de este producto, “ya que el alcohol se evapora muy rápido como para generar quemaduras”, ha indicado Bertomeu. No obstante, “no se recomienda su uso en exposiciones solares prolongadas”, ha concluido.
 
 
Protección para los ojos
A la hora de adquirir unas gafas de sol para proteger nuestros ojos hemos de decantarnos por aquellas más adecuadas para nosotros. “Las gafas de sol se han convertido en un complemento de moda, pero no hay que renunciar a la moda por la calidad”, ha explicado la vocal de Óptica y Acústica del MICOF, Susana Alcañiz. “El sol daña los ojos y por ello es necesario el uso de gafas de sol homologadas para protegernos de la radiación”, ha añadido.
 
Cada ojo es diferente, y no reaccionan de la misma manera antes las radiaciones. “Aparecen muchas patologías oculares derivadas de la exposición solar, algunas leves como picor o enrojecimiento y otras más graves como queratitis o cataratas, que pueden aparecer hasta pasados unos años de la exposición”, ha explicado Alcañiz.
 
La experta ha recordado que no son iguales “unas gafas que vamos a usar para pasear que las que vamos a llevar a la playa, ya que, según su uso debemos buscar un filtro de protección” y ha incidido en que es importante que el filtro solar “debe protegernos completamente de la radiación ultravioleta (UV)” y las gafas “deben estar homologadas con el marcado CE, ya que las lentes que no cumplen los certificados de calidad dejan pasar la radiación solar, independientemente de que sean oscuras”, ha manifestado Alcañiz. Y, siguiendo con las recomendaciones sobre cómo deben ser las gafas de sol, la vocal de Óptica del MICOF ha señalado que hay que intentar “no usar gafas pequeñas, ya que los párpados quedan muy al descubierto ante la radiación nociva”.
 
Otra cuestión que preocupa a Susana Alcañiz es cómo proteger a los más pequeños del sol. “Los ojos de los niños no están totalmente desarrollados, por lo que son más vulnerables y, por ello, deben usar unas lentes adecuadas”, ha indicado. Por ese motivo “es recomendable el uso de medidas preventivas como viseras o gafas de sol para evitar la exposición solar”, ha añadido.
 
Alcañiz ha recordado que en el caso de los niños “los expertos recomiendan ponerles gafas de sol desde los seis meses y que estas cumplan con la reglamentación de la Comisión Europea y un Filtro UV 400, que protege cerca del 98% de las radiaciones de rayos UV”, ha señalado. Además, ha hecho hincapié en evitar las gafas de juguete. “Es importante que los padres den ejemplo a los niños usando gafas de sol homologadas que además se adquieran en establecimientos autorizados”, ha concluido.
 
 
Los peligros del agua para oídos y ojos
En verano hay un aumento de casos de otitis al pasar más tiempo en ambientes húmedos, por lo que “la combinación de agua y calor puede favorecer la propagación de bacterias y también de hongos”, ha recordado Susana Alcañiz. Evitar la otitis del bañista pasa por seguir unos sencillos consejos.
 
Al nadar “es conveniente intentar evitar la entrada de agua en el conducto auditivo con tapones de baño que se adapten a la medida del conducto y secar bien las orejas después con una toalla”, ha señalado Alcañiz, que ha recordado que es importante que el farmacéutico nos recomiende aquellos tapones más adecuados según nuestra condición. Tras el baño, puede ser útil inclinar la cabeza para drenar el agua de los oídos y, al limpiarlos, “es importante evitar el uso de bastoncillos, porque pueden dañar el canal auditivo”, ha explicado.
 
Ante el dolor de oídos el farmacéutico puede indicar algún medicamento para ese síntoma, pero, si surge alguna complicación, derivará el caso a un médico para que diagnostique correctamente la afección y prescriba el medicamento adecuado. Con el fin de prevenir la aparición de las otitis también es recomendable acudir al otorrino antes y después de la temporada de baño para mantener los oídos sanos.
 
En cuanto a los ojos hay que tener en cuenta que el agua del mar y de las piscinas puede irritarlos y si, además, el agua de la piscina contiene gérmenes puede causar conjuntivitis infecciosa. Por eso es importante “utilizar gafas para la natación o el buceo como prevención de estos problemas”, ha manifestado Alcañiz. Aun así, es recomendable “lavar los ojos al salir del mar o de la piscina para eliminar restos de sal o cloro”, ha explicado. Además, si se llevan lentes de contacto no se deben utilizar ni en la piscina ni en el mar “bajo ningún concepto”, ha concluido.
 
En definitiva, el consejo y la indicación farmacéutica son la mejor opción este verano para resolver todas las dudas sobre protección contra el sol y contra los efectos adversos del agua del mar y de las piscinas. Pero también para cualquier otra afección típica de estas fechas. Ante la duda, el farmacéutico es el profesional sanitario más accesible, prácticamente en cualquier punto geográfico y en amplios horarios. 
 
 
subir

PEQUEÑOS HÉROES · Calle Roger de Lauria, 3 - 1º- D 46002 Valencia · Tel.: 963 941 379